Bookmark and Share

Carlos Xamena, el compromiso de los estatales y la condena oligárquica

 Por Daniel Parcero


Hoy hace 61 años de que falleciera en prisión domiciliaria, Carlos Xamena, quien fuera el fundador de la seccional Gral Guemes de Salta, y primer gobernador obrero de la Argentina durante la existencia del Estado de Bienestar y Participación, habiendo sido condenado por la contrarrevolución fusiladora de Aramburo/Rojas, “Traidor a la Patria”, luego de haber representado sin dobleces, desde su identidad de clase, desde todos los cargos políticos existentes,  al frente nacional al cual especulativamente se sumaran los hacendados norteños, y luego  traicionaran.

Fue un siete de mayo de 1957. El mismo día que en 1919, en la localidad bonaerense de Los Toldos, naciera Eva Perón, la abanderada de los humildes, y llama de la Revolución Peronista, a quien Xamena rindiera reconocimientos en vida, desde sus respectivas representaciones como legislador provincial, intendente, vice gobernador y gobernador, defendiendo cada una de éstas acciones, frente a la omnipotencia gorila de la oposición radical alvearizada.

No solo la creación del Hospital San Bernando de Salta Capital, se debió a la acción mancomunada de Xamena, con el Gobierno nacional de entonces y la Fundación Eva Perón, y la misma Eva, sino que el enfermero de la ATE fue parte sustantiva en la elaboración del primer Plan Quinquenal.

Pero además, con la presencia del gobernador Carlos Xamena, de ministros del Poder Ejecutivo Provincial, del presidente del Consejo General de Educación, Francisco Cabrera; del monseñor Roberto Tavella que bendijo las instalaciones, de autoridades militares, delegados obreros y de zonas vecinas, el 7 de mayo de 1951, en el aniversario del nacimiento de Evita -antes de producirse su fallecimiento el 26 de julio del año siguiente- dejó inaugurada en la capital salteña, la Escuela Nro 40 “Eva Duarte de Perón”, dependiente del Consejo General de Educación. Contaba con una matrícula de más de 900 niños repartidos en tres turnos y a cargo de la directora Marta Cabral.Geográficamente está ubicada a la entrada del Barrio Obrero Evita, a los pies de las Lomas de Patrón

Su nombre de origen, “Eva Perón”, se perderá en 1955 con la caída del último gobierno del General Juan Domingo Perón. Desde entonces comenzó a denominarse “Remedios Escalada de San Martín". También el óleo enmarcado con la figura de Xamena fue retirado del Salón de los Gobernadores con destino incierto y jamás investigado, que resultara estar expuesto en su carácter de Intendente en el Museo José Hernandez, hasta hoy.

Desde noviembre de 1962 esta escuela fue depositaria de la bandera de El Líbano, con motivo de celebrarse el día de la Independencia del Líbano -22 de noviembre- abocándose todos los años a rendir homenaje a esta comunidad de inmigrantes que, con su trabajo, contribuye al progreso del país.

Pero de Xamena y la debida restitución del nombre Eva Perón a la mencionada Escuela, las autoridades del Ministerio de Educación, ni  gobierno provincial alguno han expresado a 63 años de cometido el atropello destituyente, una iniciativa en el sentido de un acto de reparación histórica,  salvo las palabras alusivas, que en buenahora expresara en mayo de 2016 la docente de séptimo grado B,  Rita Viveros.

A la edad de 46 años, a las 3 de la mañana Carlos Xamena partía a la eternidad en completa soledad e indigencia. Su único capital, un automóvil que figura en su Declaración Jurada de Bienes, fue vendido para pagar su tratamiento y la subsistencia de los dos últimos años de su vida.

Su funeral se pagó con una colecta que hicieron sus amigos. Sus restos  fueron retirados del Centro Argentino de Socorros Mutuos y  acompañados a pie hasta el cementerio por miles de salteños que precedían a los incontables coches a caballo y ciclistas que lo saludaban con sus característicos timbres. El diario que cubriera aquellos hechos, fue clausurado al día siguiente.


blog comments powered by Disqus