Bookmark and Share

 INTENTARON IMPEDIR UN ABORTO NO PUNIBLE EN SAN JUAN

 Para que una chica de 14 años con retraso madurativo y violada no accediera a la interrupción del embarazo la sometieron con engaños a una ecografía y se interpusieron en el camino de la camilla; luego denunciaron a los médicos. Podrían ser investigados.

 

 Dos activistas antiderechos que intentaron frenar un aborto no punible en San Juan, y luego denunciaron a los profesionales que lo realizaron, podrían ser investigadas por la justicia. Este fin de semana, un médico y una abogada se acercaron con un ecógrafo portátil a una mamá desesperada, quien había decidido que a su hija le practiquen una interrupción legal del embarazo en el hospital Rawson. La joven, de 14 años, tiene retraso madurativo y estaba cursando la décima semana de gestación, producto de una violación. “Tenés que hacerle este estudio antes de entrar al quirófano”, la engañaron. “Mirá, mirá. Esta es la manito de tu nieto”, le dijeron al comenzar la ecografía. La pareja, del grupo Provida San Juan, intentó de esta manera convencer a la mamá para que de en adopción a su “futuro nieto”. Como la mujer ya tenía la decisión tomada, sacaron del bolsillo un bebito de plástico e insistieron en decir que así era su “nieto”.  Más tarde, otros activistas se interpusieron en el camino de la camilla que transportaba a la adolescente, para intentar que no se realizara la intervención.

 
Ayer, informó Sandra Vega, psicóloga de la Red de Profesionales de la Salud por el derecho a decidir de San Juan, la pareja antiderechos denunció al equipo médico del Rawson que finalmente realizó el aborto durante la madrugada del domingo. Sin embargo, ellos también serán investigados por haber ingresado al hospital sin autorización, haber usado tecnología de la institución y haber intentado disuadir a la mujer a través de engaños.
 
Según publicó Tiempo de San Juan, el médico Federico Bazan y la abogada Paola Miers se presentaron este lunes ante la justicia para denunciar a los profesionales del Hospital Rawson que avalaron y realizaron el aborto no punible a la joven de 14 años. Sin embargo, en la presentación dieron detalles que podrían implicarlos. La denuncia recayó en el fiscal Daniel Galvani, quien deberá definir si da o no curso a la causa y deberá investigar el accionar de Bazan y Miers. 
 
 
Los antiderechos que realizaron la denuncia sostienen que la interrupción del embarazo realizada este domingo es un delito, porque la provincia no adhirió al protocolo para abortos legales de la Nación. Sin embargo, el caso de la joven de 14 está contemplado en el artículo 86 del Código Penal que considera que el aborto no es punible “si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. En este caso, el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para el aborto”.
 
El martes pasado, la mamá de la adolescente denunció la violación ante en el Centro de Abordaje Integral de Niños Víctimas (ANIVI), quien la derivó al Hospital de Rawson, donde la asesoraron sobre la posibilidad de realizar un aborto no punible. “No sabemos cómo, pero el caso llegó al Juzgado Federal. Ahí comenzaron las trabas. Empezaron a circular versiones de que la violación podía ser intrafamiliar. El viernes y el sábado se realizó una cámara Gesell para constatar la violación”, contó Vega. “Con el consentimiento de la madre, el legrado se programó para las 5 de la tarde del sábado. Pero alguien, aún no sabemos quién, le dio una merienda y tuvieron que posponerlo hasta la madrugada”, continuó. 
 
Bazan y Miers no fueron los únicos que intentaron frenar la interrupción del embarazo. En el momento en el que se iba a realizar la operación, se produjeron forcejeos con antiderechos que intentaron impedir el paso de la camilla con la menor hacia la sala de cirugía. Afuera del hospital, otro grupo se reunió para intentar frenar el aborto y, de acuerdo a algunas fuentes, también realizaron llamados a jueces para que se impidiera la operación. 
 
Por la violación fue detenido Marcelo Villalobo, un hombre de 32 años de nacionalidad boliviana. El detenido es propietario de la finca de Médano de Oro, al sur de la provincia, en la que trabaja la familia de la joven, también oriunda de Bolivia. Según relató Vega, la adolescente era trasladada por una camioneta de la municipalidad hasta la escuela, debido a su discapacidad. Pero este año le avisaron que no podían trasladarla más, por lo que se quedaba en su casa, donde la habría violado Villalobo. 
 
“Se tomó la decisión de sacarla del hospital por los disturbios que provocaron en el hospital los ‘provida’. Imaginate lo que percibía la nena, que tiene la mentalidad de alguien de 5, rodeada de fiscales y policías”, contó Vega. “Esto va a definir muchas cosas acá. Este lunes, finalmente, San Juan adhirió a la Ley Nacional de Salud Sexual después de que se difundió lo que pasó”, informó la psicóloga de la Red de Profesionales de San Juan.
 
“A pesar de las intenciones de un sector de impedir el ejercicio de un derecho humano, la paciente se encuentra en buen estado de salud, asistida médicamente, contenida y acompañada psicológicamente, luego de haber accedido a la interrupción legal del embarazo que le correspondía por derecho”, expresaron a través del comunicado distintas organizaciones de profesionales, sociales y de derechos humanos. PAGINA 12
blog comments powered by Disqus