Bookmark and Share

 MARCOS PEÑA Y CABRERA RECIBEN HOY A LA UIA

 Los industriales se habían quejado por las consecuencias que les trae la política económica y el ministro de Producción los tildó de “llorones” y les pidió que invirtieran. “No nos gustan las bravuconadas”, respondieron desde la UIA. Hoy se verán las caras.

 


 Con el objetivo de descomprimir la tensión, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Producción, Francisco Cabrera, recibirán hoy al mediodía en la Casa de Gobierno a los miembros del comité ejecutivo de la Unión Industrial Argentina (UIA). A la reunión asistirán el titular de la UIA, Miguel Acevedo, y los vicepresidentes de la entidad Daniel Funes de Rioja y Luis Betnaza. Durante las últimas dos semanas funcionarios y empresarios mantuvieron un cruce público por las dificultades que atraviesa la economía. 

 
La Junta Directiva de la UIA realizó un encuentro el martes 27 de febrero donde quedaron plasmadas numerosas críticas al modelo económico, las cuales rápidamente se filtraron a la prensa. En esa reunión, los industriales cuestionaron el crecimiento de las importaciones, la baja del consumo, la suba de tarifas, la persistencia de los cortes de luz y el intento de firmar un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea desde el Mercosur justo cuando las principales potencias apelan a herramientas proteccionistas.
 
Adrián Kauffman Brea, representante de Arcor y ex presidente de la UIA, manifestó su preocupación por la creciente importación de tomates de Italia que ya equivale el 21 por ciento de la producción local. “Es algo que no se puede tolerar”, aseguró. Alberto Sellaro, de la Cámara del Calzado, también se mostró preocupado por la avalancha importadora. Claudio Rodríguez, directivo de Sinteplast, dijo que la demanda de pinturas está creciendo, pero que no le puede hacer frente por los reiterados cortes de luz. A la lista de críticos se sumó también Daniel Funes de Rioja quien manifestó su malestar por la suba de la alícuota del impuesto a los Ingresos Brutos que decidieron algunas jurisdicciones. La mayoría coincidió además en ver con resquemor el acuerdo Mercosur-Unión Europea.
 
“El país requiere empresarios protagonistas, que tomen una agenda ofensiva y no defensiva para avanzar juntos en el camino de la transformación productiva, del crecimiento y la inserción internacional”, respondió Cabrera el jueves 1º de marzo en una carta dirigida a la entidad fabril. El sábado siguiente el ministro decidió salir por radio y fue un poco menos protocolar. “Que se dejen de llorar y que se pongan a invertir y a competir”, sostuvo. Luego el propio presidente Macri se metió en la pelea y avaló a su ministro diciendo que “Guillermo Moreno les rompió la cabeza a muchos de estos tipos”. “No nos gustan las bravuconadas”, respondió el empresario y dirigente de la UIA, José Urtubey. 
 
El ministro de Producción publicó ayer una columna en el diario La Nación donde intentó ser más contemporizador, aunque sin desdecirse de sus dichos. “La semana pasada dije que algunos empresarios tenían que dejar de llorar y ponerse a trabajar hacia el futuro. Quizás a alguno no le gustó la forma; pero el fondo es claro: tenemos que cambiar y ser más competitivos. Es un camino compartido. Me consta que muchos de ustedes ya lo están transitando”, señaló. Después les apuntó a los que todavía se resisten a encolumnarse detrás del discurso oficial. “Algunos empresarios, sin embargo, se resisten al cambio. Son los que crecieron a costa del Estado, a costa de todos los argentinos, gracias a gobiernos que promovieron monopolios, cerraron fronteras, alimentaron nichos de ineficacia, precariedad y corrupción. No son muchos, pero a veces parecen ser los más visibles”, puntualizó. El titular de FIAT, Cristiano Rattazzi, también criticó a sus pares de la UIA. “Hay algunos que no entendieron que el país cambió hacia una competitividad, una inserción en el mundo”, aseguró el empresario que también se destaca por su militancia oficialista.  PAGINA 12
blog comments powered by Disqus